CINCO PASOS PARA REALIZAR EL REESCULTURADO DE LAS LLANTAS

El reesculturado es la operación que tiene como objetivo profundizar los surcos originales de las llantas ya usadas. Este servicio mantiene una capa de caucho para proteger las lonas de trabajo existentes debajo de la banda de rodamiento, contra agresiones y golpes, preservando así la carcasa MICHELIN.

El reesculturado tiene como objetivo:

1. Aumentar en hasta 25% el rendimiento kilométrico en la primera vida de la llanta;

2. Recuperar el nivel de adherencia de las llantas al final de la primera vida, principalmente en suelo mojado, aumentando la seguridad;

3. Aprovechar el período en el cual la resistencia al rodaje es la más baja posible reduciendo el consumo de combustible.

Cuidados al realizar el reesculturado de las llantas

Al realizar el proceso de reesculturado, recuerde siempre prever el mantenimiento de los testigos de desgaste (TWI), evitando pasar la lámina por los indicadores originales.

Después del reesculturado de las llantas, reducir la altura de los indicadores originales, dejándolos con 1,6mm con relación al fondo de la escultura.

Esto evitará problemas de fiscalización, ya que los indicadores de desgaste son obligatorios por ley, para cualquier llanta, en cualquier fase de su vida.

  

Consideraciones importantes

La operación del reesculturado es una posibilidad prevista por el fabricante de la llanta. Este procedimiento, siempre que se efectúe de acuerdo con las indicaciones, mejora el nivel de adherencia de las llantas usadas en suelos mojados, aumentando la salida de agua y la seguridad;

No existe restricción con relación al uso de llantas reesculturadas. Pueden utilizarse en cualquier eje, incluso en el delantero.

CAMIONES Y BUSES

Copyright © 2015 MICHELIN Todos los derechos reservados